6 Toques de Estilo Retro que Mantienen Moderno Cualquier Espacio Vital

Habitación retro

Los muebles de estilo retro vuelven a estar de moda. El estilo vintage es una tendencia clásica y, sin embargo, muy contemporánea que adoran tanto los propietarios modernos como los clásicos.

El diseño vintage tiene un sentido del encanto especial y único que atrae a muchas personas. La decoración retro incluye una variedad de puntos de contacto estéticos, que incluyen un encanto novedoso, arquetipos de diseño por excelencia y motivos etéreos y románticos. Con su atractivo generalizado y toques ornamentales, los elementos retro pueden trascender las tendencias rápidas y llamativas y décadas de estilo hogareño.

Los componentes definitivos del diseño retro incluyen textiles duraderos como lana, terciopelo, algodón o seda junto con materias primas como madera y vidrio. Además de estos elementos, el metal también tiene una gran presencia en los muebles antiguos como el latón, la plata y el oro dentro de estos materiales. Los períodos de diseño como el art nouveau, el moderno de mediados de siglo y el barroco están fuertemente asociados con lo vintage, ¡pero hay muchas otras épocas de diseño y estilos de época dentro de lo retro chic!

Entonces, ¿qué es exactamente el estilo vintage? Los muebles retro, los objetos de arte o la decoración pueden tener entre 20 y 100 años para ser considerados vintage. ¡Esto abarca un período amplio con una multitud de estéticas, tendencias y fenómenos de diseño de la cultura pop a considerar! En resumen, agregar toques vintage a un espacio vital le da a cualquier propietario un amplio margen para la alegría y la expresión creativa. ¿Y cómo se recorre el mundo en busca del artículo vintage tan perfecto? Un artículo retro en cuestión también debe reflejar fácil y rápidamente el período de diseño que representa, como las tendencias de decoración de los años 20, 50 o 70, por ejemplo. No tenga miedo de mezclar y combinar muebles o arte de varias épocas; de hecho, una sala de estar puede elevarse aún más combinando piezas clave de diferentes épocas del diseño.

Cualquier propietario que busque encontrar toques de estilo retro debe comenzar por la sala de estar. Esta sala es a menudo un punto focal repleto de estrellas de cualquier hogar, ya que es el espacio de reunión normal para entretenerse, descansar, relajarse y más. Con el retro-futurismo, como los elementos de diseño atómico de la década de 1950 que regresan con estilo al elegante resurgimiento de la tendencia moderna de mediados de siglo, no es difícil encontrar un motivo o dinamismo que transforme cualquier sala de estar. Además, agregar encanto vintage no tiene por qué hacer que una casa parezca anticuada o atrapada en una máquina del tiempo, ya que estos elementos de diseño clásico representan su período cultural y, al mismo tiempo, permanecen eternos y atemporales.

Los electrodomésticos de estilo retro y las habitaciones con estilo vintage ya son tendencia en todo el mundo. Entonces, ¿por qué no agregar un poco de ese entusiasmo por el diseño a su espacio vital? Puede mezclar este estilo de formas grandes y pequeñas: sofás, mesas, jardineras, arte, biombos y separadores, junto con baratijas decorativas. La sala de estar es un punto de vista maravilloso para el estilo retro, ya que eleva los lugares de reunión y el entretenimiento de todos los días a un espacio acogedor, atractivo y de otro mundo.

Consulte nuestros consejos y trucos a continuación sobre cómo agregar un encanto retro caprichoso a su sala de estar ahora mismo.

Cómo Mezclar el Estilo Vintage en Su Sala de Estar

Antes de sumergirse en el maravilloso mundo de lo vintage, tenga en cuenta que hay una gran cantidad de productos en el mercado. Además, muchos diseñadores contemporáneos están creando muebles, electrodomésticos y objetos decorativos con inspiraciones vintage en mente. Sin embargo, no se sienta decepcionado ni fatigado por todas las opciones disponibles. En todo caso, ¡inspírese!

La pregunta ahora es: ¿por dónde empezar? Investigue tendencias icónicas y fuera de lo común de décadas por las que tenga afinidad. A partir de ahí, elija los colores vibrantes de sus décadas preferidas para obtener un estilo y una estética de primer nivel.

Con tonos joya o colores llamativos como la prioridad, opte por un par de neutros para equilibrar los colores brillantes y armonizar el espacio. Además, los artículos de tonos neutros pueden agregar giros sorprendentes y ayudar a igualar el estado de ánimo de cualquier habitación, particularmente una sala de estar. Con una paleta de colores definida, los propietarios pueden descubrir telas, accesorios, artistas, películas y siluetas populares de décadas pasadas.

En cuanto al grado de la cantidad de elementos vintage o de inspiración vintage que se pueden agregar a su esquema de diseño, eso depende de usted. Ya sea que los cambios sean grandes o pequeños, como cambiar un sofá, agregar una mesa de café, un tocadiscos, un arte de pared atrevido, pueden hacer que cualquier espacio ordinario sea extraordinario con lo vintage. Explore nuestra guía de compilación a continuación para encontrar los mejores detalles de diseño para mezclar su estilo vintage.

Un Oasis Vintage Aguarda

1. Mezcle texturas suaves y elegantes.

Nada expresa una estética vintage de lujo como un sofá de terciopelo flexible y vigoroso, particularmente en un tono joya profundo como un chartreuse temperamental o azul marino. Para un toque real, agregue un material contrastante para un estado de ánimo elevado con un aparador moderno blanco o negro brillante y elegante completo con herrajes dorados brillantes. Los propietarios pueden jugar con texturas y materiales adicionales como madera restaurada, latón, cromo, porcelana y más.

2. Agregue una dispersión de toques extravagantes.

Considere los artículos de colección de arte pop como radios y cajas antiguas, inspiradores libros ilustrados antiguos, jarrones con estilo, mantas, lámparas coloridas u ornamentadas y cristalería brillante. Otros accesorios elegantes como tocadiscos retro y mesas no tradicionales como maletas apiladas, cajas de madera, casilleros y armarios de biblioteca hacen un toque inteligente.

3. Diviértase con el arte.

El arte es tanto un gran ecualizador de humor como un tema de conversación. Cree una pared de galería con impresiones artísticas famosas y carteles de películas queridas, o incluso obtenga fotos antiguas de una tienda de segunda mano y mezcle y combine los colores y tamaños de los marcos. Y más allá de las paredes de las galerías, no se aleje de las esculturas, figurillas, revistas antiguas e incluso radios y teléfonos retro que llenan sus mesas auxiliares, estanterías e incluso un carrito de bar.

4. Teja con patrones y colores.

Sillas retro

Combine patrones para crear una sensación única en la atmósfera de su sala de estar. Los patrones pueden extenderse a alfombras, mantas, arte de la pared e incluso motivos de diseño en otros muebles como patrones de vetas de madera, mesas talladas, sillas y aparadores, ¡e incluso arte de la pared! Espolvoree estallidos de colores contrastantes para agregar volumen a los patrones y texturas, como alfombras peludas, almohadas suaves y sillas de terciopelo.

5. Resalte una pieza simbólica.

Este es el momento de ir más allá. Ya sea que se trate de una gran credenza, un sofá vintage, una escultura de su época favorita, los separadores de habitaciones, las pantallas impresas e incluso las estanterías para libros hacen una declaración artística y llamativa.

6. ¡Salud! Vaya a lo grande con un carrito de bar.

Bar

Aproveche este espacio privilegiado agregando algunas piezas más como jarrones pequeños, esculturas y obras de arte novedosas. Un carrito también es un espacio ideal para almacenar artículos de bar de época con cocteleras, cristalería vintage, elegantes jarras y botellas, ¡e incluso arte encima del carrito! Los carros de vidrio y latón son algo muy retro y clásico.

Artículos Relacionados