¿Cómo elegir el mejor material para el fregadero de su casa?

El fregadero es el elemento principal de cualquier cocina o baño. El mejor fregadero puede marcar la diferencia en una habitación, y no sólo por su aspecto.

Tanto si busca un fregadero lujoso y moderno como una opción elegante pero económica, la elección de la superficie del fregadero adecuada es esencial. ¿Por qué es tan importante la superficie del fregadero? Las superficies de los fregaderos son vitales para aunar elementos de diseño, estilo y funcionalidad en un mismo espacio. Además de reflejar el estilo personal del propietario, la superficie del fregadero añade funcionalidad y solidez a todo lo relacionado con la limpieza.

Pero no todos los materiales son iguales, y hay algunos pros y contras importantes para las distintas superficies y cómo encajarán en su hogar. Hemos reunido todas las superficies de fregadero que cualquier propietario debe conocer, y cómo encajan en una casa. Lea nuestro resumen sobre las superficies de los fregaderos a continuación y en poco tiempo podrá elegir la mejor opción para su nuevo hogar.

Antes de Empezar

Fregadero blanco

Elegir un nuevo fregadero para la cocina o el cuarto de baño es emocionante, ya que este herraje armonizará la habitación y hará que funcione de maravilla. Sin embargo, hay algunos puntos clave que todos los propietarios deben resolver antes de comprar un nuevo fregadero.

En primer lugar, el propietario debe medir la superficie para determinar el tamaño y la forma correctos del fregadero. A continuación, debe decidir cuál es la finalidad del espacio y qué tipo de fregadero será un buen complemento para la habitación. Es importante tener en cuenta la frecuencia de uso del fregadero y su finalidad. A continuación, elabore un presupuesto para los materiales y el coste. A continuación, estará listo para buscar inspiración de estilo y compartir las tendencias de estilo con su constructor.

Los Lavabos son el Centro de Atención

Un lavabo de baño moderno con una encimera de madera oscura y paredes negras con iluminación empotrada.

Antes de sumergirnos en los tipos de superficie, es esencial tener en cuenta el tamaño y la función del propio lavabo. ¿Qué tipo de lavabo necesita un propietario y por qué? Esta pregunta está relacionada con el propósito y el uso estimado. ¿Cuánto se prevé que se utilizará a diario? Es importante tener en cuenta esto en cuanto al desgaste diario y el volumen o espacio que requiere el fregadero.

Hay tres tipos de lavabos por tamaño: simple, doble y triple.

  • Lavabo simple: Una opción común y popular que se ve en los hogares de todo el país. El lavabo simple es ideal para cocinas acogedoras y pequeñas donde el espacio de la encimera es escaso.
  • Lavabo doble: Un estilo de doble lavabo que funciona bien para hacer varias cosas. El doble lavabo es muy conocido también en la estética rústica y de granja.
  • Lavabo triple: Tres lavabos, o un lavabo estilo tríptico. Estos tres lavabos son ideales para una gran actividad de preparación, lavado y limpieza.

Superficies de fregaderos: de lo más sencillo a lo más elegante

Con el estilo, el estilo y la función en juego, encontrar la superficie de fregadero adecuada hará que la cocina o el baño se sientan armoniosos y con propósito. La elección de los materiales del fregadero significa que éste reflejará la calidez, el estilo y la eficiencia de la casa. Esto es importante porque estos tres componentes están relacionados con la sensación de seguridad de una casa.

A continuación se presentan las opciones para la mejor superficie de fregadero.

  • Acrílico: Una opción ligera, fácil y elegante. El acrílico se moldea en la forma de la cubeta del fregadero. Este material es una opción sólida de fácil mantenimiento y limpieza.
  • Hierro fundido: El hierro fundido tiene un aspecto clásico y atemporal. La sustancia está acabada con esmalte, lo que hace que el material sea ultra duradero, resistente a los arañazos y esté preparado para un uso intensivo.
  • Compuesto: Una mezcla de materiales, principalmente cuarzo y resina acrílica. Este ofrece el aspecto y el tacto de la piedra, pero a un coste más económico. Este material puede soportar un uso intensivo, pero es propenso a agrietarse con el calor extremo.
  • Cobre: La pila del fregadero está hecha completamente de cobre. Esta elegante opción es duradera y se encuentra en el extremo más caro del presupuesto.  Tenga en cuenta que esta superficie de fregadero requiere más mantenimiento y cuidados suaves en comparación con otros materiales. El cobre se limpia mejor con un jabón suave y agua tibia.
  • Arcilla refractaria: Una cerámica esmaltada resistente a las manchas, los arañazos y las astillas.
  • Acero inoxidable: Es más popular de lo que la mayoría de los propietarios creen. Aunque el acero parece pesado y pesado, en realidad es bastante ligero y resistente.
  • Piedra: La piedra es un aspecto llamativo y único, ya que estas formaciones naturales tienen patrones individualizados. Los fregaderos de piedra se tallan a mano para adaptarse a tamaños y especificaciones individuales.

Artículos Relacionados