Mejores Métodos de Instalación de Cimientos por Material

A la hora de elegir los cimientos de su nueva casa, es emocionante y desafiante a la vez encontrar la opción perfecta. Aunque hay varios tipos de cimientos entre los que elegir, la selección del método y el material es igual de importante.

Este es el punto en el que la ubicación del terreno y el presupuesto son factores importantes en su decisión. ¿Se inclina por la losa monolítica de concreto vertido, menos costosa, o prefiere la producción y el montaje rápidos de los paneles prefabricados de concreto? ¿Su terreno es fácilmente accesible para una hormigonera y un camión, o su terreno remoto es más adecuado para la madera tratada? Estas preguntas son importantes antes de iniciar la construcción.

Asegúrese de consultar a su constructor para que le aconseje y le dé su experiencia con determinados métodos de instalación de cimientos. Si ya ha investigado o acaba de empezar, he elaborado una breve lista de métodos de cimentación para que los tenga en cuenta.

Concreto Vertido

El concreto, que resulta ser el material más antiguo fabricado por el hombre en la Tierra, es una mezcla de cemento, arena, grava, roca triturada, diversos agregados y el ingrediente clave: el agua. Las proporciones de estos elementos determinan la durabilidad y resistencia de la mezcla. Un vertido continuo de la mezcla en encofrados de madera in situ actuará como una única losa para soportar el peso de su casa. Muchos constructores y propietarios de viviendas prefieren este método al de los paneles de mampostería o de concreto prefabricado, ya que el riesgo de filtración de humedad es menor al tratarse de una unidad consolidada.

Cuando se vierte en una cimentación monolítica de losa sobre rasante, el concreto es más eficaz en climas cálidos y en zonas en las que las aguas subterráneas impiden la instalación de sótanos. Las losas de concreto vertido no deben instalarse en climas fríos o en zonas donde el suelo se congela y descongela con frecuencia en invierno, lo que aumenta el riesgo de que la losa se agriete y se rompa.

Para proteger la losa de posibles grietas, suele reforzarse con barras de acero empotradas. El concreto tiene una resistencia a la compresión notablemente alta, pero una baja resistencia a la tracción. Traducción: puede soportar grandes cargas que transfieren el peso comprimido sobre su superficie, pero es más débil cuando se expone a fuerzas de elongación que estiran los cimientos longitudinalmente; es como cuando el suelo se desplaza por debajo y tira en direcciones opuestas. Las barras de acero, conocidas como barras de refuerzo, añaden una resistencia a la tracción adicional en el raro caso de que se supere la capacidad de los cimientos. Es crucial que la mezcla se ajuste con la cantidad de agua adecuada para que el concreto fluya fácilmente alrededor de las barras de refuerzo y garantice una extensión completa y uniforme.

El concreto vertido es una opción sencilla y fácil para muchos estilos de casas y cimientos diferentes. Los ingredientes son fáciles de conseguir y se pueden moldear en cualquier forma, por lo que está garantizado que se adapte al diseño único de su casa. Su carácter monolítico y su textura suave ofrecen un acabado fino y un aspecto agradable. También es muy resistente a la humedad, el moho y los daños causados por los insectos.

La impresionante capacidad del hormigón para tolerar cargas intensas gracias a su alta resistencia a la compresión lo hace más económico que otras estructuras, como el acero o la madera. Sin embargo, las losas de hormigón pueden no ser la mejor solución para entornos fríos, incluso cuando están protegidas con barras de refuerzo. Su baja resistencia a la tracción pone al concreto en desventaja ante posibles grietas que pueden ser caras y difíciles de reparar.

El coste del hormigón puede variar, aunque es fácilmente uno de los materiales de cimentación menos costosos. Los ingredientes seleccionados, la disponibilidad de materiales y el método de mezcla (a mano o a máquina) contribuyen a su coste. Por término medio, el precio del concreto en Estados Unidos es de aproximadamente 113 a 126 dólares por yarda cúbica, o de 2,83 a 3,57 dólares por pie cuadrado, dependiendo del grosor de la losa, más el coste de la mano de obra.

Paneles de Concreto Prefabricado

Los paneles de concreto prefabricado ofrecen la misma resistencia a la compresión que el concreto vertido, pero se fabrican fuera de la obra como unidades móviles. Estos paneles se crean vertiendo la mezcla en moldes reutilizables y ajustándolos a sus especificaciones. Una vez curados, los moldes se retiran y los paneles de hormigón se transportan a su obra para su instalación.

Dado que se curan en un entorno controlado, los paneles de concreto no corren el riesgo de sufrir retrasos por el clima. Debería recibir su cimentación en el mismo tiempo (¡o menos!) que si se vertiera in situ. Sin embargo, la instalación de los paneles de concreto prefabricado requiere maquinaria, como una grúa, lo que puede suponer un reto. El coste de la mano de obra también puede ser mayor que el del concreto vertido.

El concreto no suele ser aconsejable en climas fríos, pero puede utilizarse eficazmente en combinación con otros materiales y con el aislamiento. Cuando se curan e instalan correctamente, los paneles de hormigón prefabricado pueden dar lugar a sótanos más cálidos y secos y pueden ofrecer características convenientes, como un fácil acceso para el cableado y la fontanería. Además, la mezcla de alta resistencia y baja en agua que se utiliza para los paneles prefabricados suele ser más densa que el concreto medio y ofrece una mayor resistencia al agua.

Los paneles prefabricados de concreto están disponibles a un coste competitivo con respecto a otros materiales de cimentación. Son más eficaces cuando se utilizan para construir sótanos con alturas de umbral consistentes, ya que las diferentes alturas de las paredes pueden ralentizar el proceso de construcción e instalación y minimizar la rentabilidad.

Albañilería de Concreto

Trabajador colocando bloques de concreto.

El uso de bloques de concreto o de ladrillos tradicionales para levantar paredes de sótano y marcos para espacios de arrastre se conoce como mampostería de concreto. Estas estructuras pueden reforzarse con barras según sea necesario para su soporte. La instalación de los bloques es un proceso intrincado que implica la nivelación y la unión de las piezas.

Las unidades de mampostería de concreto (CMU) son productos de construcción versátiles que pueden considerarse una opción ecológica. Pueden reutilizarse para muchos fines, ya que se presentan en una amplia variedad de formas y tamaños. Fabricados a menudo con cemento, áridos y agua, estos bloques portátiles son duraderos, fáciles de instalar, de bajo mantenimiento y resistentes al fuego.

Aunque se trata de una opción relativamente económica, los propietarios corren el riesgo de realizar costosas reparaciones a largo plazo si la estructura no está suficientemente impermeabilizada. La humedad y la tierra pueden filtrarse a través de las grietas, provocando la aparición de moho y plagas. Una barrera contra el aire y la humedad puede ayudar a sellar las grietas, pero puede alargar el tiempo de ejecución del proyecto.

Si elige unidades de mampostería de concreto para construir al menos una parte de los cimientos, puede prever unos 3 dólares por pie cuadrado para los bloques de concreto y entre 9 y 12 dólares adicionales por pie cuadrado para la instalación, la mano de obra y el equipo. Puede esperar que un proyecto completo de 100 pies cuadrados cueste entre 1.200 y 1.500 dólares, dependiendo de su ubicación y del lugar.

Piedra

¿Está listo para comprar su propia fortaleza de piedra? Es un poco difícil encontrar casas modernas con sótanos de piedra, pero en su día fueron muy populares.

Si se muda a una pintoresca granja antigua o a una casa histórica recién construida (antes de la Primera Guerra Mundial), puede heredar un sótano de piedra que incluye una mezcla de piedras y cemento para formar una barrera sólida. Con el paso del tiempo tienden a agrietarse y astillarse, por lo que los constructores han dejado de lado este método que antes era habitual.

La mayoría de los constructores no utilizan este método en las casas modernas, por lo que si usted tiene una casa con un sótano de piedra, probablemente sea bastante antigua. Como todas las estructuras envejecen, pueden surgir problemas a medida que el mortero se desgasta y se desmorona debido a los daños causados por el agua o la inclinación. La composición y la falta de uniformidad de las piedras hacen que la situación sea increíblemente difícil de remediar. Cuando el muro comience a desmoronarse, no espere; debe intentar sustituir el mortero tan pronto como observe zonas de degradación.

Desgraciadamente, a medida que vaya sustituyendo el mortero, otras zonas seguirán desmoronándose permitiendo la entrada de más humedad. Puede considerar la posibilidad de utilizar ciertas aplicaciones de hormigón en spray para reparar permanentemente los muros de piedra con una estructura de acero. Estos nuevos muros sustituirán a la piedra y reducirán el riesgo de que los muros acaben derrumbándose.

La piedra ofrece una magnífica estética en muchos cimientos de casas, pero históricamente carece de la sostenibilidad y la integridad estructural para durar mucho tiempo. Sin embargo, puede considerar añadir una fachada de piedra a sus cimientos para crear un encanto e intriga únicos en su diseño exterior.

Madera

La madera tratada a presión es una opción ecológica para los compradores de casas nuevas. Es fácil de montar y bastante sostenible. La madera se trata químicamente para resistir la humedad que podría provocar daños por moho, hongos o termitas.

Sin embargo, no todos los tratamientos son iguales. Asegúrese de investigar para saber todo lo que necesita saber sobre los cimientos de madera de su nueva casa, la resistencia del tratamiento y lo que se repele exactamente. Si la madera está hecha para ser resistente a la humedad pero no a los insectos, tenga en cuenta su entorno y asegúrese de que no hay riesgos destacados. La clave para que los cimientos de madera sean duraderos es el mantenimiento regular y los tratamientos recomendados.

La madera tratada está hecha para soportar cargas pesadas y elementos ambientales como la nieve y los vientos. Aunque la madera sea resistente a la humedad, no se recomienda construir en zonas muy saturadas. El tratamiento puede desgastarse con el tiempo, lo que puede dar lugar a costosas reparaciones y sustituciones si no se cuida de forma adecuada y constante.

Es probable que las cabañas y los refugios situados en lugares remotos tengan cimientos de madera porque ésta es fácil de transportar a zonas por las que no pueden pasar fácilmente los camiones de cemento y las hormigoneras. Antes eran comunes en las regiones del norte para construir sótanos y cimientos elevados, pero su popularidad ha disminuido en los últimos años.

Por desgracia, la madera es bastante cara, y el mantenimiento y los tratamientos regulares aumentan el coste a largo plazo. Sin embargo, puede ser una solución eficaz si está dispuesto a dedicar el tiempo y el esfuerzo necesarios para seguir tratando la madera y cuidando su estructura a medida que pasa el tiempo, lo que aumenta la longevidad y los beneficios económicos.

Elija el Método de Cimentación de su Casa

Cuando compra o construye una casa nueva, los cimientos son la clave. Establece el escenario para su próxima gran aventura y establece la promesa de muchos años y recuerdos especiales por venir. Espero que mi investigación le haya proporcionado algunas buenas preguntas para hacer a su constructor y nuevas opciones para considerar, para que pueda salir y elegir el método de cimentación de la casa que sea el más adecuado para usted.

Artículos Relacionados