Revestimiento de Metal: Todo lo que necesita saber

Una de las muchas decisiones importantes que los nuevos propietarios deberán tomar es qué tipo de material desea para el exterior de su hogar. Este artículo analizará el revestimiento de metal y lo ayudará a decidir si este material es adecuado para su hogar.

Diseño y Materiales Metálicos

Cuando se trata de revestimiento de metal, tiene algunas opciones de materiales. Los materiales de revestimiento de metal más populares son el acero, el aluminio, el cobre y el zinc. Cada material se puede personalizar para adaptarse a diferentes estilos de diseño. Algunos de los tipos de diseño más populares son los paneles corrugados, las juntas verticales y los tablones horizontales. Cada diseño tiene sus propias ventajas estéticas; Los paneles corrugados son atractivos para muchos, ya que sus diseños ondulados ayudan a ocultar las imperfecciones y la junta alzada usa una junta elevada para conectar los paneles. Hay una amplia variedad de subestilos para estos diseños, como los paneles corrugados ondulados tradicionales o los paneles ondulados. Por lo tanto, los propietarios pueden elegir cualquier forma y ubicación (horizontal, vertical, diagonal o una combinación) que mejor se adapte a sus gustos.

En cuanto a los colores, los propietarios de viviendas no tienen que ceñirse a los tonos tradicionales de gris o blanco. ¡Varios fabricantes lo ayudan a elevar su atractivo exterior al ofrecer tonos brillantes y vivos de rojos, azules e incluso verdes! Además, estos coloridos paneles de metal se pueden personalizar para parecerse a otros materiales de revestimiento, como estuco o madera.

Con tal diversidad de diseños y colores, no hay un estilo de hogar en particular que sea más adecuado para el revestimiento de metal. No importa el diseño de su hogar, el revestimiento de metal puede agregar un tono intrigante a su hogar. Considere una casa moderna y elegante con paneles de metal de diferentes colores que pintan un caleidoscopio, o una casa estilo rancho con paneles corrugados para dar a los típicos lados de ladrillo más energía dinámica. El cielo es el límite con este material versátil.

¿Cuáles son los pros y los contras del revestimiento de metal?

Existen diferencias entre estos materiales, especialmente en cuanto al costo, pero todos comparten características ventajosas similares. El principal atractivo del revestimiento de metal es su resistencia y durabilidad. El revestimiento de metal puede durar toda la vida útil de una casa; el acero y el aluminio tienen una vida útil de al menos 75 años, y el revestimiento de cobre y zinc puede durar más de 100 años. Estos materiales pueden resistir la prueba del tiempo y del clima por igual; incluso las fuertes tormentas y los fuertes vientos no son rival para el metal. Otra ventaja es que el revestimiento de metal tiende a mantener su forma, por lo que no tiene que preocuparse por las grietas y la corrosión. Otros materiales, como la madera, atraen insectos como las termitas, pero las plagas tienen poco interés en los revestimientos metálicos. Finalmente, los materiales metálicos son todos reciclables, por lo que son una opción ecológica para su hogar.

Como todos los materiales, el revestimiento de metal tiene sus desventajas. Si elige un calibre de metal demasiado delgado, corre el riesgo de que el material se abolle, lo que puede ser difícil de quitar. Los propietarios de viviendas que eligen materiales metálicos también tenderán a tener costos iniciales más altos, tanto con respecto a los materiales en sí como a la instalación. Si bien el revestimiento de metal es duradero, si alguna vez es necesario reemplazarlo, es posible que deba pagar precios más altos por las reparaciones. Muchos propietarios encuentran que el precio vale la longevidad de los materiales, pero aquellos con un presupuesto más ajustado pueden querer una opción menos costosa.

¿Cuánto cuesta el revestimiento de metal?

Como se señaló, el revestimiento de metal no es el material más barato del mercado. No todos los revestimientos metálicos tienen el mismo precio, así que asegúrese de investigar cada material antes de tomar una decisión. El acero y el aluminio tienen el costo de instalación promedio más bajo, que tiende a oscilar entre $4 y $8 por pie cuadrado. El zinc es más caro y puede oscilar entre $15 y $25 por pie cuadrado. El cobre tiene el precio más alto, que oscila entre $20 y $35 por pie cuadrado. Al igual que con todos los materiales, los costos variarán según el diseño del material, el grosor y su ubicación, pero estos precios se pueden usar como una guía general.

Mantenimiento y Clima

Una de las ventajas del revestimiento de metal es que, una vez instalado, requiere poco o ningún mantenimiento. Como se mencionó, el revestimiento de metal no se dobla ni atrae plagas como lo hacen otros materiales, por lo que no es necesario verificar constantemente la integridad de la estructura. El metal tampoco absorbe el calor del sol ni retiene la humedad, lo que lo hace bastante inhabitable para que crezca el moho. Si desea pasar menos tiempo preocupándose por el revestimiento de su casa, el metal puede ser el camino a seguir.

Otro bono es la eficiencia energética. Debido a sus capacidades reflectantes, el revestimiento de metal desvía los rayos del sol de su casa, lo que mantiene estable la temperatura interior. Asimismo, durante el invierno, el viento frío no penetrará en tu casa, manteniendo el aire caliente atrapado en el interior. Ya sea sol o tormenta de nieve, no tendrá que preocuparse de que sus facturas de energía se acumulen mientras lucha por mantener una temperatura agradable.

Aquellos que viven en climas fríos pueden optar por revestimientos metálicos debido a su naturaleza duradera y no porosa; el metal, como el acero, puede resistir el estrés físico de los ciclos de congelación/descongelación sin deformarse ni combarse. Aquellos en climas más cálidos también pueden beneficiarse del revestimiento de metal, ya que estos materiales no son propensos al moho o al sobrecalentamiento, como puede ser el caso en climas cálidos.

Artículos Relacionados