¿Cómo comenzar a buscar una casa?

Scenic House

Tomar la decisión de comprar una casa y pasar por el proceso son dos cosas muy diferentes. Muchas personas alguna vez se han dicho a sí mismas “Espero ser dueño de una casa algún día”. Pero a veces el proceso puede ser desalentador. Si hay literalmente millones de hogares en los Estados Unidos, ¿cómo se supone que debe saber por dónde empezar a buscar?

En pocas palabras, usted puede comenzar exactamente donde está.

Sin importar qué tipo de casa esté buscando o cuándo es que quiera comprarla, lo más recomendable es evaluar su situación para asegurarse de tener éxito cuando encuentre la casa de sus sueños. Le tenemos tres recomendaciones para que antes de comenzar su proceso de búsqueda, esté lo más informado y preparado posible.

Revise sus Finanzas

El primer paso es evaluar y familiarizarse con su situación financiera. Si bien la hipoteca representa el mayor gasto, otros gastos principales que surgirán son el pago inicial, el depósito de garantía y los costos de cierre.

Un pago inicial generalmente oscilará entre el 5 y el 20 por ciento del costo total de la vivienda, y se le pagará al prestamista para demostrar que está comprometido con el proceso de compra de la vivienda y el pago de su hipoteca. Tenga en cuenta que cuanto más invierta en un pago inicial, menos costosos serán sus pagos mensuales y además de esto, aumentará sus posibilidades de no necesitar un seguro hipotecario privado, lo que generalmente se requiere para viviendas que están financiadas en un 80 por ciento o más.

El depósito formal, un pago de buena fe para el costo total de la vivienda, será retenido en caución por una tercera entidad imparcial después de que haya firmado un contrato con el vendedor, pero antes de que la vivienda sea oficialmente suya. Esto suele ser entre el 1 y el 5 por ciento del costo de la vivienda.

Finalmente, tiene que tomar en cuenta que en el futuro, justo antes de comenzar a vivir en su nuevo hogar, habrá costos de cierre.  Los costos del prestamista y los de propiedad, los gastos pagados por anticipado que deben ser reembolsados, y otros más, pueden tener su fecha límite en el cierre de la venta. Es mejor si tiene fondos reservados para todo esto cuando comience la búsqueda de una casa, o si sabe con certeza que los acumulará durante todo el proceso.

Además del dinero en el banco, querrá saber cómo es que se ve su informe de crédito, ya que no querrá toparse con sorpresas desagradables. Adquiera su puntaje de crédito de alguna de las tres compañías principales: Experian, Equifax y TransUnion, y preste atención a los detalles. ¿Hay algún error que deba corregir? ¿Necesita pasar algún tiempo mejorando su puntaje de crédito antes de ser precalificado para una hipoteca? Tanto los prestamistas como los constructores querrán saber que su crédito cuenta con una buena reputación. Puede ahorrarse problemas futuros al tomar en cuenta todo esto.

Aprenda del Proceso de la Hipoteca

El próximo gran paso es familiarizarse con el proceso de solicitud y aprobación de la hipoteca. Si bien puede que no parezca una gran decisión, usted debería obtener una aprobación previa para una hipoteca solo si está listo para toda la responsabilidad que esto conlleva. Este es un compromiso de deuda de 15 a 30 años (¡menos años es mejor!) y que no debe tomar a la ligera.

Si decide seguir adelante con el proceso, deberá investigar un poco antes de reunirse con un prestamista. Considere diferentes prestamistas y decida cuál funcionará mejor para usted: compare las tasas porcentuales anuales, los costos de originación y los términos – y antes de reunirse con el prestamista, reúna toda la información que necesitará para comunicar su situación financiera, como:

• Identificación

• Comprobante de ingresos

• Evidencia de empleo

• Puntaje de crédito

• Proporción deuda-ingreso

Recopile estos documentos y revíselos, asegurándose de que comprende qué información se le pide compartir y por qué. Decida si quiere ser aprobado previamente o precalificado para una hipoteca en este momento, y considere los beneficios de ambas opciones.

Una precalificación es donde se comparte información financiera con el prestamista pero este no toma medidas para verificar la información; este un buen primer paso para comprender qué tipo de préstamo puede recibir y cuánto puede pagar en pagos mensuales. . Obviamente, querrá compartir información precisa con el prestamista, pero tome en cuenta que esta información no está escrita en piedra.

Para saber exactamente cuál es el monto que puede recibir de un prestamista, deberá completar el proceso de aprobación previa. En este caso, el prestamista realizará una investigación exhaustiva de su historial financiero para asegurarse de que los números se alineen bien.

Realizar una Autoevaluación

¿El paso final? Tome un respiro y verifique con usted mismo. ¿Todavía está de acuerdo con la compra de una casa? ¿Ha tenido tiempo de hablar con su familia y amigos para obtener información adicional y asegurarse de que todos estén en la misma página? ¿Ha sido honesto consigo mismo acerca de su situación financiera?

Tenga en cuenta que, en este punto, no debería haber firmado ningún contrato, por lo que es completamente libre para retirarse del proceso; pero se sentirá mejor si comienza el proceso con una fuerte convicción.

Comience la Búsqueda

Si todo lo anterior está en orden, ¡es hora de comenzar la parte divertida! Tómese un tiempo para determinar cómo se verá su nuevo hogar haciéndose estas preguntas:

• ¿Cuántos pisos quiero que tenga mi casa?

• ¿Cuántos dormitorios y baños necesitaré? ¿Cuánto espacio cuadrado es necesario?

• ¿Necesitaré habitaciones adicionales?

• ¿Quiero todas las habitaciones en un área específica, o distribuidas por toda la casa?

• ¿Quiero un plano de planta abierto? ¿Una biblioteca? ¿Un comedor formal?

• ¿Cuánto espacio frontal y trasero necesitaré?

Asegúrese de hacer una lista de prioridades en cuanto a las características, de modo que si alguna es más importante que otra, no se vea obligado a tomar una decisión rápida. También puede agrupar sus respuestas en categorías como lo debe tener su casa, lo que usted quiere y lo que no quiere. Esto lo preparará para filtrar búsquedas en línea o reunirse con un agente.

Hablando de eso, definitivamente querrá conectarse en línea para ver los listados actuales. Visite varios sitios web de listados como CasasNuevasAqui para tener una idea de los mercados locales. ¿Su presupuesto está alineado con las casas que está viendo o necesita reevaluar sus opciones? En este punto, querrá comenzar a visitar y recorrer barrios y hogares a su propio ritmo (pero también tenemos una guía útil para ayudarlo a planificar sus visitas).

Reflexiones Finales

Lo importante que debe recordar durante todo este proceso es ser comunicativo e ir a su propio ritmo. Usted merece encontrar una casa que le encante, a un precio accesible para usted y su familia. Infórmese sobre las opciones, haga preguntas cuando sea necesario y prepárese para el proceso emocional de este viaje. La buena noticia es que con suficiente investigación y perseverancia, seguramente encontrará el hogar perfecto para usted y su familia.

Artículos Relacionados