• Home
  • |
  • Blog
  • |
  • Casa Nueva 101
  • |
  • ¿Debería Comprar Una Nueva Vivienda En Condominio O Comprar Casa Urbana Si Tengo Niños?

¿Debería Comprar Una Nueva Vivienda En Condominio O Comprar Casa Urbana Si Tengo Niños?

Existe una creencia popular de que los niños deben crecer en una vivienda unifamiliar con su propia habitación, un patio, un perro y preferentemente con una cerca blanca. En realidad, esto no es siempre posible o siquiera deseable. En las ciudades grandes, las familias comúnmente viven en apartamentos. Incluso en ciudades más pequeñas, algunas familias eligen vivir en condominios que estén cerca del trabajo, la escuela, las tiendas y otras actividades. Yumna Siddiqui-Khan vive en un condominio con su esposo y su hija. ¿La razón? Simplicidad.

“Algunas personas cuestionan nuestra decisión de criar a una niña en un gallinero de lujo, existen razones por las cuales escogimos esta vida. Puedo ver mi lugar de trabajo desde la ventana de mi sala de estar. La guardería de mi hija está a 5 minutos caminando. El trabajo de mi esposo está a 10 minutos en carro. La vida se ha vuelto simple, muy simple.”

Más allá de las preferencias, la realidad del mercado inmobiliario actual es que las familias se dan cuenta que los condominios o casas urbanas son más asequibles que las viviendas unifamiliares. Sea que esté considerando adquirir un condominio nuevo o una casa urbana para su familia debido a preferencia o necesidad, puede estar seguro que es posible que los niños prosperen en ese ambiente.

Seis Factores que Hacen que un Condominio o Casa Urbana se Adapte a la Vida de los Niños

Para optimizar el nivel de confort de una vivienda en un condominio o casa urbana, hay algunos puntos que considerar:

1. Tamaño – El tamaño importa, pero ¡no tanto como Ud. cree! Viví en aproximadamente 47 metros cuadrados con mi esposo y mi hijo. Funcionó bien para nosotros porque no teníamos muchos muebles y manteníamos todo en orden. ¿Era lo ideal? No, pero funcionaba perfectamente bien y mi hijo aún extraña la panadería de la calle del frente y yo echo de menos el excelente sistema de transporte público (tenía una parada justo frente a la puerta principal del edificio). Vivir en una casa más pequeña también hizo que fuéramos más seguido al parque, lo cual fue grandioso para todos nosotros. 

2. Distribución – Incluso más importante que el tamaño es la distribución. ¡Un condominio o casa urbana diseñadas para familias y que optimicen el espacio disponible hacen toda la diferencia! Cada vez más casas urbanas se están diseñando utilizando la misma distribución de las viviendas unifamiliares. Cuando una casa urbana es más ancha que larga crea una sensación de más espacio.

3. Ubicación – En un entorno urbano, un condominio o casa urbana encuentra un balance entre su asequibilidad y su ubicación. Si quiere vivir en el centro de la ciudad o estar a corta distancia de sus compras, una biblioteca local, el mercado campesino que se ofrece los fines de semana y mucho más, un condominio o casa urbana seguramente es su mejor o tal vez incluso su única opción. Pasar menos tiempo viajando desde y hasta el trabajo y pasar más tiempo de calidad con sus hijos significará que estará creando más y mejores recuerdos con su familia. O quizás le gustaría vivir en un lago pero no puede darse el lujo de gastar un milloncito (o más) de dólares en una propiedad a la orilla del lago. En este caso busque un condominio o casa urbana cerca de un lago para tener acceso a la hermosa naturaleza.

No importa donde elija vivir con sus hijos, la seguridad seguramente es una de sus preocupaciones. Algunos condominios y casas urbanas cuentan con entradas con guardias y cámaras de seguridad.

4. Otros niños – ¡La interacción con los niños del vecindario puede ser una experiencia maravillosa en la infancia! Recuerdo haberme trasladado de niña de una calle con muchos niños a una calle más tranquila con residentes mayores. Podía jugar con los nietos cuando estaban de visita, pero no era lo mismo. Cuando considere vivir en un condominio o casa urbana, visite el parque infantil o pregunte por el vecindario para tener una idea de la cantidad de niños que viven por ahí.

5. Espacios Adaptados para los Niños – Investigue qué áreas recreativas existen para sus niños. Salas de juego, centros comunitarios, gimnasios, piscinas y canchas de tenis son los más comúnmente encontrados. Algunas residencias de lujo están subiendo los estándares al poner conserjes que organicen las actividades de los niños, teatros de IMAX y espacios con juegos 3D. De acuerdo con Leonard Steinberg de Compass Realty en New York City, “Las constructoras están en una batalla campal compitiendo por la preferencia de los niños” y eso es verdad, inclusive en las comunidades más simples ya que los constructores y los administradores de propiedades saben que los “millenials” son la porción más grande de los compradores de casas y que muchos de ellos ya tienen hijos o están empezando sus familias. 

6. Ruido – Vivir prácticamente al lado de otras personas puede significar menos privacidad y menos quietud, pero no necesariamente. Los nuevos condominios y casas urbanas se construyen con la privacidad en mente, lo que significa mejor aislamiento acústico en las paredes, techos y pisos. También se pone atención particular a la ubicación de las ventanas y otras cosas. 

Cuando esté considerando un vecindario con condominios y casas urbanas, es importante leer las normas y reglamentos. Algunas veces el reglamento pone un límite al número de personas por dormitorio o limitan el número y tipo de mascotas. Cuando esté examinando los reglamentos considere sus circunstancias actuales y como esas reglas afectarán sus planes futuros.

Si ya tomó la decisión de trasladarse a un condominio nuevo o a una casa urbana y quiere ayudar a sus niños con la transición, lea Los Niños de Condominio, una serie de libros que trata de vivir en un condominio con niños aventureros y sus travesuras. Una divertida lectura para niños entre los 6 y 10 años de edad.

Artículos Relacionados