• Home
  • |
  • Blog
  • |
  • Casa Nueva 101
  • |
  • ¡Sí a lo Falso! Maneras Sencillas de Hacer que Sus Plantas Artificiales Parezcan Reales

¡Sí a lo Falso! Maneras Sencillas de Hacer que Sus Plantas Artificiales Parezcan Reales

Si estuvo presente en las décadas de 1970 y 1980, la idea de las plantas artificiales puede asustarlo. Después de todo, los pétalos de tela y los colores chillones eran la norma en ese entonces. No es de extrañar que la tendencia permaneciera inactiva por un tiempo antes de regresar finalmente y con fuerza en los últimos años.

Actualmente, los diseñadores de interiores apuestan por las plantas artificiales. De hecho, en muchos casos, las prefieren, especialmente para áreas de difícil acceso como estantes que necesitan un toque de verde. Las plantas artificiales no solo requieren un mantenimiento mínimo, lo que le permite ahorrar dinero a largo plazo, sino que nunca se harán más grandes que sus macetas, se caerán o perderán su color. Aparte de esto, son seguras y no tóxicas, una gran ventaja si tiene mascotas o alergias. ¿La mejor parte? La industria ha avanzado significativamente en los últimos años y muchas de las plantas artificiales actuales se ven tan bien como, o en algunos casos, mejor que las reales.

Siempre que sea posible, compre plantas artificiales en persona, especialmente si es la primera vez. Si eso no es posible, lea reseñas y compre productos de marcas reconocidas como Grandin Road, Terrain, World Market y West Elm. Si lo que busca son flores y vegetación navideña en particular, Balsam Hill es uno de los favoritos de los diseñadores.

Si no está seguro de por dónde empezar, elija algo como aloe, aves del paraíso, suculentas o arañas. Las versiones artificiales de estas plantas son algunas de las más reales disponibles. Si es fanático de la tendencia de la higuera hoja de violín, Apartment Therapy probó una gran cantidad de variedades artificiales y determinó que World Market’s se lleva el premio a la más auténtica.

Aquí hay algunos consejos más para asegurarse de que su vegetación falsa se vea realista.

  • Omita los colores poco naturales. Asegúrese de que los colores de su planta artificial se parezcan mucho a los que encontraría en la naturaleza. Debe haber variaciones de color y textura, pero nada tan diferente que parezca extraño o falso. Es una línea muy fina, así que hay que tomar el tiempo para observar. Solo tómese unos segundos para escanear la planta e instantáneamente tendrá una idea de cuán auténticos se ven y se sienten los colores y la textura.
  • Busque imperfecciones. Ninguna planta viva es 100 por ciento igual en todas partes. Las hojas tienen variaciones veteadas. Los tallos y brotes tienen disparidades de color. Si una planta artificial parece perfecta, probablemente no parezca muy real. La verdadera belleza de una planta radica en los detalles ligeramente imperfectos, así que búsquelos siempre que pueda.
  • Agregue toques naturales. Una forma de hacer que las plantas artificiales se vean aún más reales es agregar elementos naturales, como algunas rocas, hojas o musgo esfagno. Estos no solo cubren las áreas de la raíz que pueden parecer falsas, sino que su apariencia engaña al ojo haciéndole creer que está viendo algo real.
  • Minimice el brillo. Las hojas y los pétalos brillantes fueron una tendencia importante en la década de 1970, pero ya no tanto. Los extras como las gotas de lluvia falsas solo hacen que una planta artificial parezca más artificial, así que evítelos y esté atento a las hojas que parezcan muy brillantes.
  • Macetero perfecto. Nunca subestime el poder de un recipiente para que su contenido luzca espectacular. Una planta artificial metida en una maceta vieja o fea no le hace ningún favor a su decoración. Así que elija una elegante maceta que se adapte a la decoración de su hogar y ser la perfecta “señora de las plantas”.
  • Mantenga el polvo fuera. Si bien las plantas artificiales no requieren el mismo mantenimiento que las plantas naturales, aún se benefician de cierto mantenimiento. Mantenerlas libres de polvo y escombros las ayudará a conservar su aspecto natural, en estatura y color.
  • Haga el cambio estacional. Ninguna orquídea florece en todo el año. Cualquiera que sea la planta que elija, considere cualquier cambio de exhibición estacional que pueda requerir que la mueva fuera de vista por un tiempo. Además, ya sea en interiores o exteriores, seleccione un lugar que tenga sentido para la versión natural de la planta que elija. Si se trata de una habitación con poca luz, una planta que prospera bajo la luz solar directa puede parecer falsa al instante, pero una planta artificial cuya inspiración original requiera “poca luz” puede estar en casa.
  • Mezcle plantas naturales y artificiales. Ningún hogar debe llenarse solo con plantas artificiales. Hay muchas plantas de interior difíciles de “matar” que son fáciles de cultivar y cuando se mezclan con plantas artificiales, se crea un aspecto general más natural. Mezclarlas también es más rentable, además, se le garantiza un hogar con algo de verde sin importar la temporada. Por último, intente colocar su planta artificial en un lugar donde no puedan examinarse de cerca. Los estantes y gabinetes son perfectos para las plantas de interior artificiales porque agregan un toque de verde a una habitación sin la posibilidad de que alguien se dé cuenta de que son simplemente imitaciones de la realidad.

Related Articles